Estado actual del sistema electoral nicaragüense: algunas preguntas y respuestas básicas

Considerando que queda relativamente poco tiempo para el inicio de los aires electorales en Nicaragua y dado que se presume habrá reformas electorales, en esta nueva entrada de #Legalfella abordaremos el estado actual de la legislación electoral nicaragüense, con una serie de preguntas y respuestas sobre algunas de las reglas básicas que actualmente imperan en el país centroamericano.

  1. ¿Cuál es la base jurídica de la legislación electoral nicaragüense?

El sistema electoral nicaragüense encuentra su base legal en dos grandes normas jurídicas, las cuales regulan aspectos de forma y fondo tales como los cargos que son sujetos de elección popular, los requisitos para optar a estos cargos, prohibiciones, entre otros elementos.

La primera gran norma es la Constitución Política de Nicaragua de 1987 (junto a sus reformas) que entre otros sienta las bases fundacionales del Estado de Nicaragua, el funcionamiento del gobierno, los límites entre uno y otro poder estatal así como el reconocimiento de los derechos ciudadanos, entre otros. Acá una entrada que hicimos respecto a la Constitución.

Pues bien, en materia electoral se crea de conformidad a los artículos 129 y 168 al Poder Electoral, a quien le corresponde en forma exclusiva la organización, dirección y vigilancia de las elecciones, plebiscitos y referendos.

Como segunda gran norma surge la Ley Nº 331 (“Ley Electoral”), la cual tiene un rango de ley constitucional por estipulación del artículo 184 de la Constitución. Esta Ley Electoral –entre otros- regula los procesos electorales (presidencia y vicepresidencia de la República, Diputados ante la Asamblea Nacional, Diputados ante el Parlamento Centroamericano, Miembros de los Consejos de las Regiones Autónomas del Caribe, Alcaldes y Vicealcaldes así como los Concejales de las municipalidades), consultas populares en formas de plebiscitos o referendos así como la organización de partidos políticos. A la cabeza de este poder estatal se encuentra el Consejo Supremo Electoral (CSE), integrado por siete Magistrados propietarios y tres suplentes, elegidos por la Asamblea Nacional de conformidad con el artículo 168 de la Constitución. Los requisitos y prohibiciones para ser magistrado aparecen en el artículo 171 de la Constitución, mismos que son recogidos por los artículos 7 y 8 de la Ley Electoral.

Es importante recordar que los funcionarios estatales deben observar el Principio de Legalidad Administrativa, en el sentido de que solo pueden hacer aquello que expresamente les ha sido autorizado o facultado (a diferencia del ciudadano privado que puede hacer todo aquello que no le esté prohibido). Este principio lo encontramos en el artículo 130 de la Constitución el cual dice en su parte medular lo siguiente: “Ningún cargo concede a quien lo ejerce más funciones que aquéllas atribuidas por la Constitución y las leyes. Todo funcionario público actuará en estricto respeto a los principios de constitucionalidad y legalidad”. Esto es complementado por el artículo 131 en cuanto a la responsabilidad personal, al decir en su parte medular lo siguiente: “…Los funcionarios y empleados públicos son personalmente responsables por la violación de la Constitución, por falta de probidad administrativa y por cualquier otro delito o falta cometida en el desempeño de sus funciones. También son responsables ante el Estado de los perjuicios que causaren por abuso, negligencia y omisión en el ejercicio del cargo...”

  1. ¿Quiénes pueden postularse como candidatos a la presidencia? ¿Y quiénes no?

Todo ciudadano nicaragüense tiene derecho a optar a cargos públicos de conformidad con el artículo 51 de la Constitución Política. Asimismo, para optar a los cargos de la Presidencia y Vicepresidencia del Poder Ejecutivo de Nicaragua, se deben observar los requisitos y prohibiciones que contempla el artículo 147 de la Constitución. En tal sentido, para ocupar esos cargos se requiere de las siguientes calidades:

  • Ser nacional de Nicaragua. Quien hubiese adquirido otra nacionalidad deberá haber renunciado a ella al menos cuatro antes de verificarse la elección;
  • Estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos;
  • Haber cumplido veinticinco años de edad; y
  • Haber residido de forma continua en el país los cuatro años anteriores a la elección, salvo que durante dicho período cumpliere misión diplomática, trabajare en organismos internacionales o realizare estudios en el extranjero.

Por otro lado, no podrán ser candidatos los siguientes:

  • Los parientes dentro del cuarto grado de consanguineidad y los que sea o hayan sido parientes dentro del segundo grado de afinidad de que ejerciere o hubiere ejercido en propiedad la Presidencia de la República en cualquier tiempo del período en que se efectúa la elección para el período siguiente;
  • Los que encabecen o financien un golpe de Estado, los que alteren el orden constitucional y como consecuencia de tales hechos, asuman la jefatura del gobierno y ministerios o viceministerios, o magistraturas en otros Poderes del Estado;
  • Los Ministros de cualquier culto religioso, salvo que hubieren renunciado a su ejercicio al menos doce meses antes de la elección;
  • El Presidente de la Asamblea Nacional, los Ministros o Viceministros de Estado, Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo Supremo Electoral, los miembros del Consejo Superior de la Contraloría General de la República, el Fiscal General de la República y el Fiscal General Adjunto de la República, el Procurador y Subprocurador General de la República, El Procurador y Subprocurador General para la Defensa de los Derechos Humanos, y los que estuvieren ejerciendo el cargo de Alcalde, a menos que hayan renunciado al cargo doce meses antes de la elección; y
  • Los militares y policías tampoco podrán optar a cargos públicos de elección popular si no hubiesen renunciado de su calidad de militar o de policía en servicio activo, por lo menos un año antes de las elecciones en las que se pretendan participar, de conformidad al artículo 94 de la Constitución.

Respecto a la segunda prohibición (encabezar o financiar un golpe de Estado o quebrantamiento del orden constitucional), esta referencia es muy subjetiva, por lo que su interpretación puede resultar peligrosa ante una politización de los organismos electorales, al no definirse con claridad el significado de tales supuestos.

  1. ¿Qué organizaciones pueden participar en las elecciones nacionales?

En primer lugar, se debe señalar que el artículo 55 de la Constitución Política estipula que los ciudadanos nicaragüenses tienen derecho de organizar o afiliarse a partidos políticos, con el fin de participar, ejercer y optar al poder.

Para poder participar en elecciones, única y exclusivamente pueden presentar candidatos los partidos políticos con personalidad jurídica, lo que constituye un derecho de éstos de conformidad con el numeral 7 del artículo 62 así como del artículo 77 de la Ley Electoral, el cual también dispone que el partido deberá haber obtenido su personalidad jurídica al menos doce meses antes de la fecha de las elecciones de autoridades nacionales. Adicionalmente, los diversos partidos pueden juntarse y participar como una Alianza de conformidad al artículo 80 de la Ley Electoral.

Comentamos que entre 1995 y 1999 sí se contempló la posibilidad de acudir a elecciones mediante la suscripción popular, cosa que fue descartada con las reformas conocidas como el “Pacto” de fines de siglo. Asimismo, la noción de partidos políticos regionales solo es reconocida para lo que hace a las regiones autónomas del Caribe de conformidad al artículo 71 de la Ley Electoral; por lo que si un grupo de personas en los municipios de El Crucero o Masatepe quisieran conformar su partido municipal, no podrían de momento.

  1. ¿Cuáles son los requisitos para constituir un partido político?

Actualmente, los requisitos para conformar un partido político de conformidad con el artículo 65 de la Ley Electoral son los siguientes:

  • Escritura Pública en la que se constituye la agrupación política;
  • El nombre del partido que desean constituir, y el emblema que lo diferenciará claramente de los demás partidos políticos legalmente existentes. Asimismo, ningún partido político o alianza de partidos podrá utilizar los colores de la Bandera Nacional en sus símbolos o emblemas partidarios. Queda también prohibido utilizar los nombres “Nicaragua” o “Patria” en la denominación, emblema y símbolos de los partidos o alianzas de partidos; así como utilizar los símbolos patrios en las concentraciones o manifestaciones públicas. Todo lo anterior, es por ser la Bandera, el Escudo y sus colores los símbolos patrios de la República de Nicaragua;
  • Los principios políticos, programas y estatutos del mismo;
  • El patrimonio;
  • El nombre de su representante legal y su suplente;
  • Constituir Directivas Nacionales con un número no menor de nueve miembros, las cuales deberán ser verificadas por las autoridades electorales;
  • Constituir Directivas Departamentales y de las Regiones Autónomas conforme a la División Político Administrativa, con un número no menor de siete miembros, las cuales deberán ser verificadas por las autoridades electorales;
  • Constituir Directivas Municipales, con un número no menor de cinco miembros, en todos los municipios del país, las cuales deberán ser verificadas por las autoridades electorales; y
  • Las Asambleas donde se elijan las Directivas a que se refiere el presente artículo, deberán ser verificadas por un representante del Consejo Supremo Electoral, debidamente nombrado para tal efecto.

Por otro lado, el artículo 74 de la Ley Electoral recoge las causales de cancelación de la personalidad jurídica, las cuales son las siguientes:

  • La reincidencia en el incumplimiento de los deberes de los partidos políticos que aparecen en el artículo 63 de la Ley Electoral;
  • La violación a las disposiciones que sobre el origen y uso del financiamiento se establecen en esta Ley para los partidos políticos en cuanto a sus responsabilidades;
  • Por autodisolución del partido político o por fusión con otro;
  • No participar en las elecciones que se convoquen, de conformidad al artículo 1º de la Ley Electoral, y en el caso de haber participado no obtener al menos el 4% del total de votos válidos de las elecciones nacionales; y
  • En el caso que los partidos políticos vayan en alianzas electorales y la alianza no obtenga al menos un porcentaje de votos válidos equivalente al cuatro por ciento (4%) multiplicado por el número de partidos que integran la alianza. En este caso los partidos políticos pierden su personalidad jurídica y únicamente la conserva el partido bajo cuya bandera fue la alianza, siempre y cuando ésta obtenga el porcentaje establecido en el numeral anterior.
  1. ¿Cómo funcionan las alianzas electorales?

Para que varios partidos políticos concurran a una elección bajo una alianza electoral deberán reunir una serie de requisitos, partiendo por una solicitud ante el CSE de conformidad al artículo 78 de la Ley Electoral. Solo pueden integrar formalmente la alianza aquellos partidos políticos con personalidad jurídica, debiendo participar bajo el nombre, bandera y emblema del partido político integrante de la alianza que ellos mismos decidan y de esta forma el partido escogido será quien encabece dicha alianza de conformidad al artículo 80 de la Ley Electoral. El acto de alianza como tal debe celebrarse mediante una escritura pública de constitución de alianza.

  1. ¿Se requiere de algún porcentaje mínimo para ganar la presidencia?

En Nicaragua en los últimos años estábamos acostumbrados a la formula constitucional que establecía que para ganar la presidencia se requería obtener un 40% o más del voto popular o una diferencia de 5% si el primer lugar obtiene más del 35%. No obstante, con las reformas del 2014 a la Constitución Política se estableció en el artículo 146 que ahora serán elegidos quienes obtengan la mayoría relativa de votos. Por tanto, un candidato podría ganar la presidencia con un voto de diferencia obteniendo por ejemplo un 26% de los votos.

  1. ¿Quiénes pueden votar?

De conformidad al artículo 30 de la Ley Electoral, el sufragio universal, igual, directo, libre y secreto es un derecho de los ciudadanos nicaragüenses. Se consideran ciudadanos a todo aquel nicaragüense (ciudadanía adquirida por nacimiento/sangre o por nacionalización) que hubiere cumplido los dieciséis años de edad de conformidad al artículo 47 de la Constitución Política. El artículo 31 de la misma dispone que para ejercer este derecho los ciudadanos deberán:

  • Estar en pleno goce de sus derechos; y
  • Inscribirse en los Registros Electorales o estar inscritos en el Padrón Electoral permanente.

El ciudadano se identifica con su cédula de identidad nicaragüense como documento acreditante de su capacidad de votante. Y en detrimento, el Documento Supletorio de Votación servirá para aquellos que no tengan legalizada debidamente su situación del Registro del Estado Civil de las Personas o bien que cumpla los dieciséis años a la fecha de la votación.

  1. ¿Qué se necesita formalmente para reformas electorales?

En atención a los elementos del sistema electoral que se deseen reformar, se deberá ver si se requiere reformar la Constitución Política o la Ley Electoral (que recordemos tiene un rango constitucional). La diferencia de la naturaleza entre una y otra forma reforma la encontramos en que para la primera se requiere aprobar la reforma en dos legislaturas, mientras que para la reforma de las leyes constitucionales solo se requiere la aprobación en una legislatura, de conformidad con el artículo 195 de la Constitución.

Hay muchos temas pendientes de abordar en cuanto al sistema electoral, tales como el proceso de elección como tal y lo rol que juegan sus actores, a como es el caso de los fiscales, consejos departamentales o municipales, observadores, entre otros, que esperamos abordar en otra entrada en Legalfella.

Te ruego dejes cualquier comentario que tengas a bien para poder mejorar, así como temas que te gustaría que abordemos en Legalfella ¡No olvides compartir y recomendar este artículo en tus redes sociales!

Gracias por su atención y recuerden seguir todas las orientaciones sanitarias respectivas para protegernos del #COVID19.

Avil Ramírez Mayorga

La foto de portada fue extraída del siguiente link: https://www.larepublica.net/noticia/mayoria-de-ticos-votaran-en-elecciones-de-alcalde y las fotos de referencia de los siguientes links: https://www.dw.com/es/nicaragua-oposici%C3%B3n-no-conf%C3%ADa-en-elecciones/a-35985325, https://mistramitesyrequisitos.com/bolivia/requisitos-para-formar-un-partido-politico-en-bolivia/ y https://www.elnuevodiario.com.ni/elecciones-2016/409473-dia-que-mujeres-nicaragua-pudieron-elegir/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: