13 pasos esenciales cuando lidiamos con problemas legales

Queremos hablar en #Legalfella de un tema recién salido del horno de la revista de negocios Forbes: los riesgos legales a los que nos enfrentamos, tanto como individuos como organización empresarial.

Del horno encontramos la publicación del Forbes Human Resources Council (Consejo de Recursos Humanos de Forbes), el cual reunió a trece consejeros que brindan un consejo cada uno respecto a cómo abordar adecuadamente una crisis legal, la cual-queramos o nos-algún día nos llegará una. Razón que nos lleva en #Legalfella a parafrasear y comentar en pocas palabras los consejos que nos brindan los consejeros. Siendo así, los trece pasos o consejos esenciales que el referido consejo recomienda son los siguientes:

  1. Documentar y archivar todo: Es importante ser ordenados, de eso no hay dudas. Por tal razón, el mantener debidamente archivada toda documentación o evidencia pertinente relacionada a una persona o empresa, permitirá según Angela Nguyen demostrar que se cuenta con un sistema preventivo funcionando, proveer suficiente apoyo comunicación a todas las partes involucradas y atender el problema adecuadamente, al tomar en consideración todas las evidencias.
  2. Ser imparcial y consistente: Dice Regina Romeo que si se puede establecer un patrón de decisiones imparciales, se podrá ahorrar innumerables horas. Sostiene la referida que si antes de que se cuestionen nuestras decisiones logramos demostrar tanto la imparcialidad como la consistencia, se podrá demostrar lo que el sistema anglosajón conoce como defensa afirmativa, en donde si bien se reconoce ciertos actos y hechos, estos se encuentran justificados por el actuar, mitigando el riesgo legal de los mismos por ejemplo.
  3. Ajustarse a los hechos: Al final será la información objetiva la que inclinara la balanza en una resolución o sentencia, afirma Charles Ashworth. Por lo que recomienda que ante un problema legal nos remitimos únicamente a los hechos, siendo crítico para tales efectos establecer todos los hechos pertinentes.
  4. Mantenerse claro y conciso: Tasniem Titus es del criterio que a la hora de enfrentar problemas legales, será clave ser claro, conciso y preciso en cuanto a los hechos (fechas, lugares, personas, entre otros) y el resultado de lo que aconteció. Además, anima a ser neutral y no permitir que las emociones nublen nuestra percepción. Todo esto dice la referida permitirá que al contar con la mayor cantidad de evidencia posible-que no sea distorsionada-permitirá un resultado conciso.
  5. Familiarizarse con las leyes relacionadas: Detectar problemas es algo esencial, dice Dustin Finer. Siendo así, el referido dice que si bien no es necesario conocer las respuestas, lo que importa es que tengamos la capacidad de reconocer un problema legal, a fin de atenderlo oportunamente con la asistencia de un profesional jurídico.
  6. Enfocarse en el problema: Para Jennifer Marszalek no hay que permitir que las emociones influyan en nuestros actos o enfocarnos en otros problemas, para lo que nos anima a recordar enfocarnos en el problema, sugiriendo medidas como buscar asistencia jurídica, recopilar la documentación apropiada, enfocarse en la confidencialidad, investigar cualquier cosa relevante y preparar una respuesta en coordinación con el asesor legal.
  7. Ser autocrítico: Rebecca Edwards dice que si uno puede contradecir la lógica, política o práctica organizacional relacionada a un caso, también podrá hacerlo el abogado de la otra parte. Por tanto, se anima a ser honesto en cualquier área cuestionable, a fin de poder garantizar una preparación oportuna.
  8. Mantener confidencialidad: Si bien uno puede tener buenas intenciones al compartir información delicada relacionada a un problema legal, Srikant Chellappa manifiesta que esto podría ser sumamente peligroso, especialmente cuando se trata de asuntos legales relacionados con el personal de una organización.
  9. Ser empático: Muchos problemas legales-de índole laboral por ejemplo-se podrían evitar si recordamos ser empáticos, al recordar que del otro lado de la mesa hay un ser humano con iguales preocupaciones, sostiene Tracy Cote. En tal sentido, sugiere que el tacto humano nos ahorrará muchos dolores de cabeza, al tomar en consideración que a día de hoy todo es descubrible en un proceso judicial, por lo que las palabras que emitimos y las letras que escribamos, podrían regresarnos en un futuro a atormentar si no somos responsables.
  10. Formular preguntas abiertas: a veces una pregunta directa (de sí o no) no revelará mucha información. Por lo general siempre habrá más información que aquella que se presenta inicialmente. Siendo así, Diane Strohfus asevera que es importante formular preguntas abiertas, a fin de hacer sentir cómoda a las personas y que éstas puedan hablar y mostrar toda la historia y que ésta sea tan completa como sea posible, sostiene la referida. Asimismo, recomienda que nuestro juicio nos lo guardemos hasta que dispongamos con mayor información sobre la mesa.
  11. Aplicar ética de negocios: Timothy Giardino usó como referencia una enseñanza que su mentor le compartió, al decirle que nunca digas o escribas nada que te podría hacer sentir incómodo leyendo en un tribunal. Por lo que invita a prestarle atención a cómo los temas emocionales pueden conducir a respuestas apasionadas, que no necesariamente puede tener resultados positivos.
  12. Actuar sin prejuicios: A asegurarnos de que los hechos sean los que son y no los que desearíamos que fuesen, nos invita Patricia Sharkey, ya que si la verdad se ampara en los hechos, entonces tendremos la ventaja de nuestro lado.
  13. Doble chequear: Courtney Pace invita a que revisemos con nuestro asesor legal cada vez que tengamos una pregunta-inclusive numerosas veces-a fin de estar seguros. Asimismo, asegurar que se esté documentando todo, siguiendo los consejos legales y ser tanto honesto como pertinente. Además, tener presente que todo lo digamos o escribamos podrá ser usado en nuestra contra, por lo que hay que ser cauteloso al prevenir todo tipo de riesgos.

La aplicación de estos valiosos consejos o pasos serán de mucha utilidad para gestionar adecuadamente la mitigación de riesgos a los que nos encontramos expuestos y permitirá contar con una mejor cultura de Compliance o cumplimiento normativo, a fin de que nuestra organización sepa navegar adecuadamente hasta llegar a puerto seguro.

Si quieres revisar el artículo que inspiró este artículo, puedes revisarlo en el siguiente link: https://www.forbes.com/sites/forbeshumanresourcescouncil/2020/02/27/13-essential-steps-when-your-business-is-dealing-with-legal-issues/#53f2de221313

Te ruego me dejes cualquier comentario que tengas a bien para poder mejorar, así como temas que te gustaría que abordemos. Recuerda que este blog lo hacemos entre vos y yo ¡No olvides compartir y recomendar este artículo en tus redes sociales!

Gracias por su atención.

Avil Ramírez Mayorga

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: