Necesidad de autorización en Nicaragua para el ejercicio de profesiones

En esta nueva entrada de #Legalfella comentar tratar algo sencillo pero útil. La necesidad de registros de nuestros títulos universitarios, una vez concluidos nuestros estudios de pregrado. Algunas profesiones como Derecho o Medicina son de conocimiento público que requieren una autorización, muchos se atormentan cuando les piden que sean testigos en los eventos de juramentación ante la Corte Suprema de Justicia, porque saben que dura una eternidad esa espera.

Pues bien, en estas breves líneas queremos tratar este tema, el cual en cuestión de segundos podrá servirle a usted para revisar si una determinada profesión requiere de autorización o si su ejercicio es plenamente libre.

Como cada entrada de #Legalfella, nos gusta abordar todo tema desde su base, la cual-como hemos dicho-se encuentra en la Constitución Política. En este caso, recordamos en primer lugar que conforme al artículo 25 tenemos derecho a la libertad individual y el 32 dispone que ninguna persona está obligada a hacer lo que la ley no mande, ni impedida de hacer lo que ella no prohíbe. Ahora bien, estos dos artículos se entrelazan con el 121 el cual establece que el acceso a la educación es libre e igual para todos los nicaragüenses. Por tanto, de estos se extrae que como parte de nuestra libertad, está la de escoger la profesión que queramos desempeñar.

En fin, repasemos el estado de las carreras universitarias y su necesidad de inscripción o autorización ante algún registro en Nicaragua:

  • Carreras que no requieren ningún tipo registro gubernamental:

Entre las carreras que para su libre ejercicio no requieren de ningún tipo de registro gubernamental encontramos: administración de empresas, agronomía, arquitectura, comunicación, diplomacia, diseño de interiores, ingeniería, mercadeo, politología, publicidad, relaciones internacionales, sociología, entre tantas otras que existen. Me disculpan si no nombre alguna que se me haya podido escapar inocentemente o la desconozca.

Si bien éstas no requieren de autorización alguna para su libre ejercicio, bien vale aportar que entre los campos de acción de algunas profesiones como Diplomacia o Relaciones Internacionales existen normas que por ejemplo regulan las carreras, en caso de dedicarse al servicio exterior en nombre de Nicaragua, a como lo hace el Capítulo VI de la Ley Nº 358 Ley del Servicio Exterior y el Decreto Ejecutivo Nº 128-2000 Reglamento de la Ley Nº 358.

  • Carreras que requieren registro gubernamental:

A continuación las profesiones que de conformidad al ordenamiento jurídico nicaragüense y dado la naturaleza de las mismas, requieren de autorización para su ejercicio:

Ciencias médicas: Para el ejercicio de las profesiones médicas y sus derivadas, será necesario contar con un Registro Sanitario otorgado por el Ministerio de Salud, de conformidad con el Capítulo V del Título IX del Decreto Nº 001-2003 de Reglamento de la Ley Nº 423 Ley General de Salud. Es de destacar que encontramos en esa normal al artículo 74, numeral 10, el cual define a los profesionales de la salud como aquel con formación en áreas de la salud en posesión de un título o diploma emitido por cualquier institución formadora de la educación superior o técnica media, debidamente reconocida por la legislación en la materia. Acá encontramos a los Biólogos, Doctores en Medicina y Cirugía, Enfermería, Farmacología, Fisioterapia, Nutrición, Odontología, Psicología, Psiquiatría, Veterinaria, entre otras carreras que aborden o se relacionen con la salud en todas sus variantes. Entendemos la salud en sus diferentes acciones de prevención, promoción recuperación y rehabilitación

Contabilidad: Para poder ejercer la contabilidad pública como un Contador Público Autorizado, se requiere un proceso de inscripción ante el Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua y autorización ante el Ministerio de Educación, de conformidad a la Ley Nº 6 del 14 de abril de 1959. En la actualidad, ésta es la única profesión en Nicaragua que se regula de manera independiente.

Abogacía y Notariado Público: al egresar como Licenciado en Derecho, el graduado puede optar a ejercer tanto la abogacía como la notaría, previa autorización por parte de la Corte Suprema de Justicia. Como comentario, la facultad de ejercer la notaria con el simple hecho de egresar de una escuela de Derecho, resulta muy relajado en relación a otras legislaciones, como por ejemplo El Salvador, que requiere de un examen de admisión. Mismo sucede con la abogacía per se en países como Chile, que no basta con egresar, sino que requiere de la aprobación de un examen de admisión. Pues bueno, en Nicaragua basta con contar con el título universitario para ambos, de conformidad con la Ley Nº 501 Ley de Carrera Judicial, Ley del Notariado, Ley Nº 260 Ley Orgánica del Poder Judicial junto a su Reglamento así como los Acuerdos Nº 78 del 2013 y 98 del 2018 de la Corte Suprema de Justicia.

Docencia: Para aquellas personas que quieran dedicarse a la noble profesión de la enseñanza, deberán contar con la debida autorización del Ministerio de Educación, de conformidad con el Título III de la Ley Nº 114 Ley de Carrera Docente y del Acuerdo Ministerial Nº38-1991 de Ley Nº 114.

Topografía: para el ejercicio de esta profesión y realizar válidamente actividades como el levantamiento de planos topográficos, se requiere de una Licencia Catastral, la cual es otorgada por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), de conformidad con la Ley Nº 509 Ley General de Catastro Nacional y su Reglamento contenido en el Decreto Nº62-2005. Debo destacar que el artículo 11 del Reglamento no limita la topografía únicamente a los graduados de ésta, sino que también reconoce la posibilidad de que ejerzan esta actividad profesionales de áreas como la arquitectura, ingeniería civil, agronomía agrícola o geología.

Adicionalmente, demás está decir que quienes se dediquen a las carreras policiaca y militar, deberán observar las disposiciones de su materia. De la misma manera, comentar que obtener un título en el extranjero no constituye una inhabilitación o descalificante, pero sí requiere pasar por un proceso de homologación.

¡Me avisan si se me escapó alguna que requiera autorización!

Te ruego me dejes cualquier comentario que tengas a bien para poder mejorar, así como temas que te gustaría que abordemos. Recuerda que este blog lo hacemos entre vos y yo ¡No olvides compartir y recomendar este artículo en tus redes sociales!

Gracias por su atención.

Avil Ramírez Mayorga

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: